5 minutos te separan de la muerte

Ese fue el punto donde sentí que me ahogaba. El mar caprichoso, no me soltaba, elevaba una ola, sobre la otra, las corrientes parecían haber danzado alrededor de mis piernas para sujetarlas. Estaba atrapada, pero ese no podía ser el final. Morir ahogada. No es sólo la desesperación de verte limitada por tus propias fuerzas, sino la impotencia de sentir como el aire de tus pulmones es reemplazado por agua y no cualquier agua, agua salada, agua pesada, agua que se siente sucia y que a su paso te ciega...

Lo Sublime

Sencillo es toparse día a día con lo sublime, Con aquello que es precioso, Con aquello que es indescriptible.   Sólo falta agudizar en la observación. Respirar más despacio, Caminar paso a paso, Estar más consciente de tu alrededor.   Sublime es sentir el toque del sol en tu rostro, Es escuchar el canto de... Leer más →

Verdad

Antes de saber que era carente... Ya lo era. Sin percatarme de mi miseria... Su obra había sido hecha. Antes de comprender mi condenación... Había sido librado.   Un acto de amor rebosante de gracia, me había justificado. Un acto que aún no comprendo, Y tampoco pretendo comprender.   Aún si no tengo todas las... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑