Ella

Ella vivía siendo consciente de su dicha.

De la dicha de tener una vida,

De la dicha de saberse amada.

 

Ella volaba sin ataduras en su mente.

Sin saber del ayer o el porvenir, ella cantaba.

Ella respiraba el canto de libertad,

Que su ser completo gritaba.

 

Ella era en sí misma la más feliz

Y por la dicha de un nuevo día bailaba.

Ella reía mientras las caretas caían

Y se complacía en no complacer a otros.

 

Ella amaba con la libertad que pocos se atreven

Y no esperaba que se le devolviera lo que daba.

 

Ella aprendió a ver la vida con otros ojos

Y veía en lo más diminuto, lo sublime.

La belleza de todo lo que existe.

 

Ella aprendió a sonreír sin temor,

A lo desconocido del mañana.

Y por esa simple razón,

La vida misma le sonreía.

 

Dey

¡Que te parece si dejas un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: