Café amargo

Un trago amargo de café y luego otro… una cucharada de azúcar y luego otra, pero el café no mejora. Un trago amargo de café y una lágrima bajando por mi mejilla. Una cucharada de azúcar por persistencia y luego otra. Jamás pensé probar tal amargura, jamás hubiera tolerado este sabor, pero aquí no importa mi opinión, al igual que con tu partida. Así sin más, sin conversar y sin adiós, hoy te veo en esa caja, serena, casi sonriente, mientras yo doy otro trago a este café amargo.

Dey

2 comentarios sobre “Café amargo

Agrega el tuyo

¡Que te parece si dejas un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: